Defendamos las cooperativas… reales

Cómo funciona una cooperativa real

Empecemos contando que una cooperativa es un tipo de asociación compuesta por personas unidas de manera voluntaria. Son empresas económicas que poseen un interés social y una estructura democrática. La forma de gestión debe responder al acuerdo que previamente hagan los socios. Es la forma más difundida de economía social.

Cada socio goza de ciertos beneficios, dependiendo de cuál sea la finalidad de la cooperativa. Tienen una responsabilidad social que los liga íntegramente con el logro de las metas. Además de su compromiso escrito, tienen un compromiso con la sociedad y sus miembros.

Las cooperativas generan calidad en el empleo con lo que esto supone para la economía en general: contratos fijos, ingresos continuados, enraizamiento de su negocio, impedimento de procesos de deslocalización empresarial a terceros países…

Falsos autónomos, la otra cara de la moneda

En el lado opuesto encontramos la figura del falso autónomo. Un falso autónomo es aquel que utiliza los medios de la empresa de forma habitual, así como sus instalaciones u horarios, y que debiera formar parte de ella. Cotizan por la base mínima, lo que constituye un motivo de fraude laboral. El motivo: si una empresa contrata a un empleado, debe ingresar a la Seguridad Social una cantidad que corresponda con el salario y la cualificación del trabajador. Es decir, un importe mayor que la base mínima de autónomo.

En el caso de una inspección de trabajo a una empresa con falsos autónomos, la multa puede oscilar entre los 3.126 € y los 10.000 €. Además, la Seguridad Social puede reclamar las cotizaciones de los últimos cuatro años junto al correspondiente recargo por el impago a la Administración derivado de dejar de dar de alta al trabajador en el Régimen General.

Cooperativas fraudulentas en el sector del transporte

Los Ministerios de Fomento y de Trabajo están intensificando las inspecciones a las cooperativas con “cooperativistas” que tributan en módulos. También a las que utilizan falsos autónomos pervirtiendo nuestro sector y realizando, por tanto, competencia desleal. En el transporte, la cooperativa facilita el camión al trabajador a cambio de un arrendamiento abusivo.  A ese abuso hay que sumar el pago de un capital inicial además de una cuota mensual en concepto de gestiones administrativas.  Más seguros y más combustible al precio que desea el “poseedor” de la cooperativa, su dueño real.

En Tradisna, desde hace muchos años, ofrecemos nuestra colaboración al Gobierno de Navarra en materia de inspección. Consideramos que es indispensable la participación de las asociaciones profesionales en esta labor por el conocimiento que podemos tener sobre el fraude y las prácticas competitivas desleales.

CCOO da un paso al frente

Una nueva ley con carácter foral podría perseguir y descalificar ahora a estas sociedades. CCOO de Navarra ha pedido modificar la ley foral de cooperativas. El objetivo es que cualquier infracción muy grave suponga que la cooperativa sea «descalificada», es decir, que pierda la autorización para ser cooperativa.

La propuesta realizada por el sindicato será registrada en la Cámara por Izquierda-Ezkerra para su debate por el procedimiento de urgencia.

Estamos totalmente de acuerdo con lo contemplado en esta medida que, entendemos, tendría un efecto disuasorio inicial y posteriormente punitivo.

En Tradisna siempre estaremos del lado de quien considere la presencia de falsos autónomos un grave problema. Su existencia ha creado un mercado con trabajadores sin derechos que daña gravemente la economía general del país.

By |2019-01-24T10:15:40+00:00enero 23rd, 2019|FALSAS COOPERATIVAS|Comentarios desactivados en Defendamos las cooperativas… reales