40 años poniendo en valor al colectivo: ¡somos transportistas!

Ser una organización líder conlleva proteger a los profesionales y promover el asociacionismo

 

Tradisna ha cumplido 40 años. Lo primero que uno debe hacer cuando celebra una efeméride como esta es recordar y aplaudir a aquellos que tuvieron la iniciativa de unir fuerzas y lanzarse a la creación. Se ha dedicado mucho esfuerzo en aras de la mejora del sector del transporte, pero la tarea aún no ha terminado. Queda mucho camino por recorrer.

Desde 1979 el principal propósito de Tradisna ha sido ser el interlocutor sectorial más cualificado ante las administraciones Navarra y Estatal. Ser la organización líder en cualquier área, proteger a los profesionales, y promover el asociacionismo.  Siempre teniendo como principal objetivo la satisfacción del socio. Es importante que él sea el centro de todas las actividades. Debe ser partícipe del control de la Asociación, considerando un derecho la información y un deber la expresión.

Además de constituir un foro de debate y reivindicación, Tradisna tiene los medios necesarios para conseguir sus propósitos: la solvencia, los recursos humanos y los servicios. Propósitos indispensables a la hora de poner en valor al colectivo. Somos transportistas y debemos estar orgullosos de ello.

La importancia de entender las necesidades actuales y potenciales

La realidad a la que nos enfrentamos hoy pone de manifiesto el desgaste de un sector que se siente pisoteado y devaluado. Por eso es importante que toda Asociación de transportistas entienda las necesidades de sus socios actuales y potenciales. Tanto a nivel administrativo como reivindicativo. Cómo darles valor y cómo deben ser incorporadas a su misión.

La organización debe ponerse en la piel del socio. Pensar como harían ellos las cosas a todos los niveles. Un autónomo o una empresa entra a formar parte de una asociación para obtener valor de los servicios que ésta ofrece, pero también para defender las reivindicaciones de su profesión. El poder del asociacionismo conlleva información, tener voz en iniciativas políticas, mejorar la reputación, ayudar en la resolución de crisis, promover el sector y generar una imagen positiva de éste.

Uno de los objetivos de una asociación es lograr que cuando lleguen los cambios, lleguen de la mejor forma posible para que no resten capacidades al sector. A la vez que asesorar a los socios sobre la mejor forma de adaptarse a ellos. Porque el mundo está en constante evolución y lo único constante es el cambio.

By |2019-10-31T10:41:32+00:00octubre 22nd, 2019|Sin categoría|Comentarios desactivados en 40 años poniendo en valor al colectivo: ¡somos transportistas!