“Empresas buzón”: cómo terminar con un fraude que hace perder millones de euros a las arcas públicas

Tradisna inicia una campaña contra el dumping social en el transporte de mercancías por carretera

El fenómeno más extendido, las “empresas buzón”, trae consigo consecuencias muy negativas para sector y la sociedad en general

En Tradisna hemos puesto en marcha una campaña para dar a conocer lo que la Comisión Europea define como el fenómeno del dumping social. Un fenómeno que ha cambiado las reglas del juego en el transporte de mercancías por carretera de buena parte de los países de Europa occidental. Una de las prácticas más extendidas es la proliferación de las “empresas buzón”. Se trata de empresas que trasladan su sede a países de Europa del Este, cuya fiscalidad es hasta ocho veces menor, pero que siguen operando en su país de origen. Esto les permite abaratar costes salariales, de impuestos y de Seguridad Social de la empresa. Lo que supone una actitud desleal que hace perder millones de euros a las arcas públicas.

La preocupación de las Asociaciones de Transporte ante esta situación, que distorsiona el mercado, ha ido en aumento en los últimos años. Esto les ha llevado a denunciar en numerosas ocasiones dichas prácticas fraudulentas ante las autoridades. La lupa de la inspección de los servicios de transporte se encuentra sobre este grave problema. Tiene especial incidencia en el control del transporte internacional, puesto que es el modo de detectar y penalizar a las denominadas “empresas buzón”. Pero resulta muy complicada y laboriosa.

Exigimos al Gobierno que aumente las medidas para detener estas prácticas

Hace tiempo que desde Tradisna insistimos al Gobierno central que aumente las medidas para detener esta práctica desleal. Consideramos que no se está haciendo lo suficiente. Aunque por primera vez, se contemplan actuaciones dirigidas fundamentalmente a combatir el fraude asociado a las “empresas buzón”. Dichas actuaciones quedan recogidas en el Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2018-2020, el Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020 y el Plan de Inspección del Transporte por Carretera 2018 y 2019.

Pero aún así, las asociaciones de transportistas echamos de menos una mayor información e inter-operatividad. Por ello, nuestro objetivo ahora es que la sociedad española conozca la situación real a la que se enfrenta el sector. Para conseguirlo, hemos puesto en marcha esta campaña cuyo eje central es el vídeo animado que puede verse al final de este post. En él se explica qué es una empresa buzón y el daño que causa tanto al transporte como al conjunto de la sociedad.

Y es que este tipo de prácticas traen graves consecuencias para el transporte de mercancías por carretera y el conjunto de la sociedad española. Implican la pérdida de puestos de trabajo y de ingresos para las arcas públicas. Por lo tanto supone una disminución del ingreso de cuotas a la Seguridad Social, menos dinero para la hucha de las pensiones y para servicios públicos como por ejemplo educación o sanidad.

Los datos son alarmantes

En España, países como Rumanía, Bulgaria o Polonia son los que hacen las delicias de los empresarios dedicados al transporte. Según los últimos datos, ya acaparan el 25% (una cuarta parte) del transporte internacional con origen o destino en nuestro país. Los datos en cuanto al abaratamiento de los costes son alarmantes. En el caso de los salarios, por ejemplo, un conductor en España cobra cerca de 20.000€ al año. Frente a los poco más de 5.000€ anuales que cobra en Rumanía o los 3.700€ que cobra en Bulgaria.

Según el “Estudio sobre transporte internacional de mercancías por carretera”, redactado por el Ministerio de Fomento y referido a 2017, en materia de importaciones españolas, las flotas de camiones procedentes de Bulgaria, Rumania y Lituania transportan ya un 14% del total. Y en cuanto a las exportaciones españolas, las flotas de los países del Este controlan un 11% del total de mercancías transportadas, destacando el aumento de Lituania sobre el año anterior, un 20%.

Pero el crecimiento desmesurado de estas prácticas no sólo se produce en el transporte internacional español. Cada vez hay mayor presencia de las flotas procedentes de dichos países en el transporte interior de España. Así, es especialmente significativa, una vez más, la actividad desarrollada en el transporte nacional español por las flotas domiciliadas en Bulgaria, habiendo crecido un 340% sólo en 2017. En 2ª posición se mantienen las flotas rumanas con un crecimiento del 25% respecto del año anterior, y asimismo es destacable el crecimiento de las flotas lituanas en el transporte nacional es España, en concreto un 60%.

 

 

By |2019-11-25T13:32:53+00:00noviembre 25th, 2019|EMPRESAS BUZÓN|Comentarios desactivados en “Empresas buzón”: cómo terminar con un fraude que hace perder millones de euros a las arcas públicas